A N D A L U C Í A    D I G I T A L    W E B
Web socio cultural independiente de la comunidad de Andalucía
Bornos (Cádiz)
Publicidad
Videos de actualidad
Back
Next
Diapositivas
Bornos es un municipio español de la provincia de Cádiz. En el año 2008 contaba con 8.123 habitantes. Su extensión superficial es de 55 km² y tiene una densidad de 149,57 hab/km². Se encuentra situada en la falda oriental de la sierra del Calvario y al pie de la de Bornos, siendo la altura del pueblo de 182 metros. Estas estribaciones protegen al municipio de los vientos del norte. El municipio se encuentra a 79 kilómetros de la capital de provincia, Cádiz.

El gentilicio propio de la población es bornicho o bornense. Hoy en día, Bornos vive fundamentalmente de la agricultura.

Enclavado a orillas del lago junto al que ha crecido desde hace más de 30.000 años, Bornos está declarada Conjunto Histórico. El paso de la cultura íbera a la romana se aprecia en los restos del yacimiento de Carissa Aurelia, a escasos kilómetros del núcleo urbano.

Como edificios relevantes de su arquitectura civil, además de su castillo, figuran las casas señoriales de la Cilla (s.  VII-XVIII) y de los Ordóñez (s. XVIII) y el Colegio y Hospital de la Sangre. Tiene también una magnífica muestra religiosa, con la Iglesia Parroquial de Santo Domingo de Guzmán, el Convento del Corpus Christi y el Monasterio de los Jerónimos, ambos del s. XVI. Las sierras cercanas a Bornos resultan idóneas para la práctica del senderismo, trekking, rutas a caballo y bicicletas de montaña.

Y en el Embalse de Bornos además de pescar el visitante podrá observar aves acuáticas.

El trazado urbanístico de la villa gira en torno a su joya monumental que es el Castillo-Palacio de los Ribera, declarado Bien de Interés Cultural. Sobre la construcción árabe, de la que se conservan restos de muralla y la Torre del Homenaje, después se erigió un bello palacio con un Jardín también renacentista que está declarado Jardín Histórico de Interés Cultural.
Presentación




Bornos es un lugar de pasado remoto, como atestiguan los descubrimientos de restos humanos pertenecientes al Paleolítico Inferior o Medio, así como vestigios iberos y romanos. El viajero puede hacerse una idea de cómo era Bornos en época antigua si visita la cercana ciudad romana de Carissa Aurelia, un yacimiento a escasos tres kilómetros que conserva notables necrópolis y columbarios excavados en la roca.

Por su situación geográfica en el límite de la sierra y la campiña gaditanas, Bornos ha sido históricamente un lugar de intercambio de culturas desde la época romana. La población actual fue creada alrededor del alcázar del Fontanar. Con los árabes desaparece Carissa y el pueblo comienza a asentarse en torno a una torre fortificada que sería más tarde el Castillo de Bornos.

La villa fue tomada por las tropas cristianas a mediados del siglo XIII. Alfonso el Sabio entregó Bornos al caballero gaditano Per del Castel como premio a los servicios prestados a la Corona en el siglo XIII. Ya en el siglo XIX, durante la I República de 1873, Bornos se declaró como cantón independiente.

Bornos conserva un notable patrimonio que puede visitar el viajero. De entre lo más destacado sobresale la iglesia de Santo Domingo, donde se venera la imagen de la Virgen del Rosario, patrona del pueblo. De cariz religioso son también el convento del Corpus Christi y el monasterio de los Jerónimos, ambos del siglo XVI.

También resulta digno de ver, ya de carácter civil, el Castillo Palacio de los Ribera, cuyos jardines renacentistas están declarados Bien de Interés Cultural. El trazado urbanístico de la villa gira en torno a esta joya monumental. Sobre la construcción árabe, de la que se conservan restos de muralla y la Torre del Homenaje, después se erigió un bello palacio con un vergel también renacentista que está declarado Jardín Histórico de Interés Cultural.

El viajero no podrá marcharse de Bornos sin visitar antes las casas señoriales de la Cilla (siglos XVII-XVIII) y de los Ordóñez (s. XVIII), así como el Colegio y Hospital de la Sangre. Las sierras cercanas a Bornos resultan idóneas para la práctica del senderismo, trekking, rutas a caballo y bicicletas de montaña.

Los ancestros de la provincia de Gadir dan para muchas más escapadas con historia. Un lugar de obligada visita es el yacimiento romano de Baelo Claudia, una de las ciudades romanas más notables que tuvo Hipania y cuna del mejor garum que se consumía en todo el Imperio.

El casco histórico de Bornos gira en torno a la torre fortificada de Fontanar, construida por los árabes con fines militares pero reformada y ampliada en época renacentista para su uso residencial por los duques de Alcalá de los Gazules, quienes también encargaron al arquitecto napolitano Benvenuto Tortelo el diseño de un jardín italiano. , Durante el siglo XVII y principios del XVIII las principales familias, atraídas por el refinamiento de este conjunto, sitúan en las proximidades del castillo sus casas señoriales. Entre ellas destacan las de los Ordóñez y del Pintado. Otros edificios singulares son el Monasterio de los Jerónimos, la Ermita de la Resurrección, el Colegio de la Sangre y el Convento del Corpus Christi, todos ellos del siglo XVI; el Monasterio de los Franciscanos y la Ermita del Calvario (siglo XVIII), y el Ayuntamiento, de estilo neoclásico y construido en 1830. Destaca en general su buen estado de conservación facilitado por las actuaciones urbanísticas realizadas​

Por su situación geográfica en el límite de la sierra y la campiña gaditanas, Bornos ha sido históricamente un lugar de intercambio de culturas desde la época romana, a la que se remontan los primeros asentamientos de la zona en la cercana Carissa Aurelia.
|  e-mail: argantonio@andaluciadigital.org |
© 2018, Infoart, s.l. - Todos los derechos reservados.